Quique Sánchez Flores: "Le dedico la Copa a mis cuatro hijos y a Patricia, su madre"


La ermita de Santa Bárbara en Rocafort (Valencia) se convirtió el 18 de septiembre de 1995 en un hervidero de fotógrafos y curiosos, que se acercaron hasta la urbanización de lujosos chalés para ver la boda de Quique Sánchez Flores, por aquel entonces lateral derecho del Real Madrid, con Patricia Casanova, hija del presidente del Náutico de Valencia.

Todo un acontecimiento social que reunía a lo más granado del "deporte rey" y al mundo de la farándula, representado por la familia Flores. Nadie quiso perderse el enlace de una pareja que se las prometía muy felices.

Pero, después de más de una década de matrimonio y cuatro hijos en común, en el camino del sobrino de "La Faraona" se cruzaban el Benfica y la modelo húngara Orsi Feher.

Esta belleza, de 24 años, hermana del malogrado Miklos Feher, conoció a Quique cuando aún era un hombre casado y, según cuentan sus más allegados, las chispas saltaron entre ellos en el minuto uno de su primer encuentro.

El entrenador del Atlético mantiene desde entonces una relación sentimental con la joven y los medios portugueses aseguran que incluso podrían formalizar lo suyo pasando por la vicaría durante este mes de mayo.

Sin embarago, anoche el "míster" sembraba las dudas sobre tan apasionado romance al contestar a una pregunta de Sara Carbonero. "¿A quién le dedicas el título?". "A mis cuatro hijos y a Patricia, su madre, que lucha por ellos como una campeona"...

De la húngara, ni "mu".

Comentarios

  1. Es un hombre super amable,sencillo y muy discreto,el otro dia estubo comiendo y cenando donde trabajo en rocafor (el localito)y me quedé muy sorprendida,al ver que es una persona super especial y muy cordial,me quedé enamorada de su persona.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Detenido el «compi yogui» de la Reina Doña Letizia

El inesperado romance entre el arquitecto Joaquin Torres y Raúl Prieto, director de «Sálvame»