Arantxa Sánchez Vicario: "Mis padres me han dejado sin nada"


La tenista Arantxa Sánchez Vicario, se encuentra estos días promocionando "Arantxa ¡Vamos! Memorias de una lucha, una vida y una mujer", un libro de memorias, en el que habla, por primera vez, de sus desavenencias familiares y de los problemas económicos por los que atraviesa.

La deportista acusa a sus padres de haber dilapidado su fortuna y de haberla dejado "sin nada". "Estoy endeudada con Hacienda (por un pago de 3,5 millones de euros) y mis propiedades son muy inferiores a las que tiene, por ejemplo, mi hermano Javier, que a lo largo de su carrera profesional ha ganado mucho menos que yo. ¿Puedo aceptar este abuso y callar? No puedo hacerlo".

La que fuera campeona de Roland Garros asegura que sus progenitores le impidieron disfrutar de los 45 millones de euros que ganó durante sus 17 años de carrera. "Actuaban como auténticos cancerberos que, decididos a que nada me apartara del triunfo, vigilaban hasta el más mínimo de mis movimientos, tanto personales como deportivos. Mi madre decidía sobre mi pelo, mi ropa... Cuando me compraba algo por mi cuenta, rara vez le gustaba".

"Mi padre era el encargo de administrar y gestionar mis intereses. Mensualmente me otorgaba una cantidad de la que yo le daba cuenta puntual", confiesa.

Comentarios

  1. Pues no haberte dejado, pero de todas formas ese es un problema muy tuyo y muy personal. Todos hemos tenido o tenemos problemas con nuestros familiares y no lo contamos públicamente sino que procuramos resolverlos nosotros y cuanto antes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario