Mesut Özil, afortunado en el juego y desafortunado en el amor


Parece que a Mesut Özil, el nuevo pupilo de Mourinho, las cosas no le van igual de bien dentro que fuera del campo. Si su trayectoria deportiva no deja de ganar enteros, en su vida sentimental la cosa no funciona como debería. Y es que al turco lo han dejado plantado.

Según ha contado su hasta hace bien poco novia, Anna Maria Lagerblom, al diario "Bild", las vida en Madrid junto al madridista no funcionaba y tras unas vacaciones a Alemania la joven decidió no volver.

Lagerblom, de 28 años, es la hermana de la cantante germana Sarah Connors y conoció al futbolista, de 22, en mayo de 2009. Inmediatemente, comenzaron una vida en común, junto al hijo de ella, de seis años y fruto de una relación anterior.

Ella se convirtió al Islam, adoptó el nombre turco de Melek y tiñó de negro su rubia melena. Todo parecia ir viento en popa hasta que el Real Madrid fichó al deportista. Un cambio de vida que Anna María no pudo asimilar.

"Pasaba muchas horas sola, echaba de menos a mi familia y amigos. Entonces fuí a Alemania a pasar unos días y decidí no volver a España... Mesut es una persona formidable. Es una pena que las cosas no hayan salido de otra manera", asegura.

Comentarios

  1. Ya puede darse de baja del Islam. Al turco le tocará ahora empezar a salir por los lugares de moda, ¡problema para Mourinho! ;-)

    ResponderEliminar
  2. qué bien informada me tienes....gracias natalia

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Quique Sánchez Flores: "Le dedico la Copa a mis cuatro hijos y a Patricia, su madre"

Detenido el «compi yogui» de la Reina Doña Letizia

El inesperado romance entre el arquitecto Joaquin Torres y Raúl Prieto, director de «Sálvame»