El tabique nasal de la desmemoriada Belén Esteban


Anoche "la princesa de San Blas" protagonizaba en Telecinco el espacio "España pregunta, Belen responde", donde, además de evidenciar que el personaje pierde fuelle en los audímetros (15,2% de audiencia frente al 25,8% de Hispania) puso de relieve la falta de memoria de la co-presentadora.

"¿Belén sabrías decirme cuánto es cuatro por nueve?", preguntó una señora. "37", respondió ella sin pudor. Un error sin importancia que demuestra la falta de retentiva del personaje que, minutos después, volvía a pecar de desmemoriada.

"¿A qué se debe el desgaste de tu tabique nasal?", interrogaba pícaramente alguien desde la grada. "Si la gente lo dice porque era lo que todos suponemos, la droga... llevo trabajando 10 años día sí día también y creo que una persona que hiciera esas cosas no estaría como estoy yo. Tenía problemas con la nariz porque soy diabética".

Y es aquí cuando yo, que tomo muchos rabitos de pasas, me doy cuenta de que la Esteban no se acuerda de que hace un año la Asociación de Diabéticos de Madrid (Ademadrid) emitió un comunicado explicando que en ningún caso el deterioro de su nariz se podía deber a la diabetes.

"No existen evidencias ni hay ningún estudio que demuestre que la diabetes afecte de ninguna manera a los cartílagos nasales", explicaba la nota, en respuesta a las afirmaciones vertidas por diversos tertulianos de un programa de televisión, que aseguraban que el deterioro físico, y más concretamente el de la nariz, de Belén Esteban se debía a su enfermedad.

Comentarios

  1. Me recuerda a ese post sobre los http://piromanos.com/el_trastero/%c2%bfproblemas-nasales/ (Qué tendrá que ver la diábetes...)

    ResponderEliminar
  2. BELEN ESTEBAN DEJA YA DE HABLAR DE JESULIN Y VIVE TU VIDA. CON ESO YA TIENES BASTANTE.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Quique Sánchez Flores: "Le dedico la Copa a mis cuatro hijos y a Patricia, su madre"

Detenido el «compi yogui» de la Reina Doña Letizia

El inesperado romance entre el arquitecto Joaquin Torres y Raúl Prieto, director de «Sálvame»