Dos grandes ausencias en el paddock de Bahrein


Ayer, mientras toda España celebraba el triunfal debut de Fernando Alonso con Ferrari, yo no podía dejar de pensar en su mujer, Raquel del Rosario. Acallados los rumores sobre la separación del matrimonio, gracias a unas recientes fotografías de la pareja en Mónaco y a la exhibición de la alianza por parte del asturiano, no me queda más remedio que pronosticar el embarazo de la cantante. Este estado sería el más lógico justificante a su ausencia en el Gran Premio de Bahrein. Claro que, conociendo su caracter, cabe otra posibilidad: quizás la canaria haya querido dar un escarmiento al piloto, enfurecida por las imágenes en las que el campeón parece pasarlo muy bien junto a Cristina Pedroche, nueva reportera de "Sé lo que hicísteis".

Tuve ocasión de conocer a la vocalista de "El Sueño de Morfeo" hace unos meses y aquel encuentro me sirvió para confirmar algo que sospechaba: es tan antipática como parece. Algunos dirán que es timidez pero a mi me dio la impresión de que a la "Victoria Beckham de la F1" el mundo le huele mal. Llegó a la temprana cita subida en unos Louboutin, que más que tacones parecían andamios, un vestido de estampado felino y un maquillaje digno de la gala de los Oscar... Estos complementos sean probablemente los que le dan la suficiente seguridad para mirar a la gente desde una perspectiva superior, de diva, de "porque yo lo valgo".

Nada que ver con la despampanante Elisabetta Gregoracci, la otra gran ausente en la carrera. Ella es muy bella y, según dicen, muy simpática. La italiana por la que los ojos de los aficionados se desvían del circuito, la imponente dama de sonrisa perpetua, la mujer que ha conquistado a Briatore y lo convertirá en los próximos días en un nuevo "papuchi", está ya en su noveno mes de gestación. Y mientras cuenta las horas para verle la carita a Falco, se dedica a comer pizzas, pasta y chocolate, según ella misma ha confesado.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Quique Sánchez Flores: "Le dedico la Copa a mis cuatro hijos y a Patricia, su madre"

Detenido el «compi yogui» de la Reina Doña Letizia

El inesperado romance entre el arquitecto Joaquin Torres y Raúl Prieto, director de «Sálvame»