Fiesta de petición de mano del bailarín Rafael Amargo a su novia, Mia Ferman


Tras su separación en 2009 de Yolanda Jiménez tras seis años de matrimonio y dos hijos en común nada hacía presagiar la rapidez con la que el bailarín Rafael Amargo iba a comprometerse de nuevo. Pero, según cuenta Mª Eugenia Yagüe en "La Voz Libre" el amor ha llamado de nuevo a la puerta del granadino y está más feliz que nunca junto a su novia, Mía Ferman. Una bella azafata danesa de raíces coreanas, a la que el coreógrafo conoció durante una fiesta de Spanair, empresa de la que él es imagen.

Al parecer el flechazo fue instantáneo. Tanto es así, que la pareja ha previsto celebrar esta misma noche en el Hotel Majestic de Barcelona una gran fiesta de compromiso, en la que no faltarán boleros, mariachis y hasta nadadoras sincronizadas.

"En la tradición gitana la pedida de mano es una gran fiesta, un compromiso muy importante y a la antigua, pero la boda no tiene por que ser inmediata, pero la habrá. Mi primera mujer, Yolanda, que es una persona sensacional, puso el listón muy alto y me lo he pensado mucho, pero Mia está a la altura", ha declarado el artista.

Comentarios