Rafael Amargo rompe con su prometida, Mia Ferman


El pasado 17 de octubre, el bailarín Rafael Amargo celebraba, por todo lo alto, en el hotel Majestic de Barcelona la fiesta de petición de mano de Mía Ferman, una azafata danesa de raíces coreanas, a la que el coreógrafo conoció durante una fiesta de Spanair y con la que estaba dispuesto a darse el "sí quiero", poco tiempo después de su ruptura con Yolanda Jiménez, tras seis años de matrimonio y dos hijos en común.

Pero, hoy, las revistas se hacen eco de unas declaraciones del coreógrafo en las que asegura haber puesto fin a su historia de amor con su prometida. "Nada es eterno. Hubo una incompatibilidad muy grande de caracteres, puesto que los dos lo tenemos muy fuerte. Al final, ha ocurrido lo que tenía que ocurrir. Yo vengo de estar con Yolanda, la madre de mis hijos, que me puso el listón demasiado alto...", reconoce.

Comentarios