Tamara Falcó, no apta para menores en "Vanity Fair"


La revista "Vanity Fair" lleva mañana a su portada una entrevista exclusiva con Tamara Falcó, en la que la hija de Isabel Preysler habla de los aspectos más desconocidos de su vida. Unas jugosas revelaciones que acompañan a un exquisito reportaje fotográfico, realizado, en parte, en su recién inaugurado piso de soltera en Madrid.

"Alquilé este piso para independizarme y se lo di hecho a mi madre mientras comíamos. Le dije que iba a compartirlo con un estudiante. Mi madre dejó de hablarme una semana", confiesa la joven entre risas.

"Yo me he equivocado y he aprendido. He tenido novios que eran perfectos sobre el papel. Algunos me manipularon porque yo era muy niña. A otros los manipulé yo. Ahora sé que no debe ser ni una cosa ni otra", declara.

La hija del Marqués de Griñón se muestra además sorprendida de que le pregunten tanto por su madre y "por lo duro que debe ser haber vivido al lado de alguien tan perfecto. ¡Qué tontería! Mi madre es mi madre y yo no la veo como un personaje de las revistas, sino como lo que es".

A su vez, la "reina del papel cuché" describe para el magazine a la segunda de sus hijas, "una adolescente complicada como la mayoría de las niñas que pasan por esos años difíciles", a la que encuentra un gran parecido con su padre.

"Tamara es muy lista y muy inteligente, pero tenía un problema de TDA (trastorno por déficit de atención) y, claro, sus notas no eran todo lo buenas que deberían haber sido. Cuando se lo descubrieron hubo un gran cambio", revela.

Comentarios

  1. Aivá, cuántos méritos tiene la niña. Ahora sólo le falta aprender a hablar... ¡oshea!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Quique Sánchez Flores: "Le dedico la Copa a mis cuatro hijos y a Patricia, su madre"

Detenido el «compi yogui» de la Reina Doña Letizia

El inesperado romance entre el arquitecto Joaquin Torres y Raúl Prieto, director de «Sálvame»