Los Reyes y la Princesa comparten un agradable almuerzo con Michelle Obama


Sus Majestades los Reyes, acompañados de Su Alteza Real la Princesa de Asturias, han recibido hoy a Michelle Obama, y a su hija Sasha en Marivent, donde les han ofrecido un almuerzo privado, compuesto de gazpacho andaluz, rodaballo a la plancha, escalopines de ternera a la mostaza, arroz oriental con salteado de setas, tumbet mallorquín y una selección de frutas con helado.

La primera dama de los Estados Unidos de America, quien ha posado con la Familia Real en las escalinatas de Palacio, ha lucido una falda en tono rosa fuerte y camisa blanca con lazada en el escote. Doña Letizia, por su parte, ha vuelto a destacar con un elegante vestido blanco con cuello de pedrería.

La anécdota de este posado la ha protagonizado la pequeña Sacha que ha insistido en salir en la foto, pese a no estar previsto, llegando incluso a tirar del brazo del monarca cuando éste se disponía a acompañarla unos metros más allá.

Al concluir la comida se incorporaron al encuentro la Infanta Doña Elena y sus hijos, Victoria Federica y Felipe Juan Froilán, que han podido tomar el café con las invitadas y presenciar el momento de la entrega de regalos.

Don Juan Carlos ha obsequiado a la esposa de Obama con unas selección de semillas para su huerto y Doña Sofía con unas originales muestras de bisutería balear.

De este modo ha concluído la estancia de las mujeres del presidente en España, abandonando Palma en torno a las dos de la tarde para regresar por carretera a Son Sant Joan y embarcar en el avión con destino a Washington.

Comentarios

  1. Al menos la niña iba mona...no como otras que yo conozco que desde aquella foto la llaman la familia monster..

    Besos.
    Mar

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Quique Sánchez Flores: "Le dedico la Copa a mis cuatro hijos y a Patricia, su madre"

Detenido el «compi yogui» de la Reina Doña Letizia

El inesperado romance entre el arquitecto Joaquin Torres y Raúl Prieto, director de «Sálvame»